La de Inma y Liviu es de esas “grandes historias de amor”.
Liviu es un chico rumano que se vino a España hace 20 años buscando trabajo y sufrió, como pocos, la dureza de la inmigración. Pero, a pesar de lo difícil del nuevo comienzo, no se rindió y logró integrarse y hacer de Miño su pueblo. Allí encontró trabajo y también a Inma.
Se conocieron hace 8 años y su relación comenzó poquito a poco. No querían apresurarse…¡me dicen a la vez! ¡Pero luego me confiesan que, los dos lo tenían muy claro desde el primer momento!
Durante estos años,  han construido una relación sólida, llena complicidad y ternura. Los unen muchas cosas pero, sobre todo, el amor que sienten el uno por el otro.
Querían una boda sencilla, donde lo importante fuera la compañía de sus amigos y familiares. ¡Y allí estuvieron todos!
Fue una de esas bodas donde he tenido que esconder mis lágrimas detrás de la cámara, mientras los amigos leen frases llena de cariño para los novios. Fue una boda especial, alegre y sobre todo, una BodaBonita.